El positivismo por John Gray (Al Qaeda y lo que significa ser moderno)

image

El positivismo
por John Gray (Al Qaeda y lo que significa ser moderno)
«La religión positivista, «un catolicismo al que se le restó el cristianismo», como la definía T. H. Huxley, era eminentemente ridícula. También era extremadamente influyente. Los templos a la humanidad crecieron con rapidez, no sólo en París, sino también en Londres. En Brasil, donde la consigna positivista -«Orden y Progreso»- forma parte de la bandera nacional, existen aún hoy templos positivistas en activo.
Con todos sus absurdos, la Religión de la Humanidad constituye el prototipo de las religiones laicas del siglo XX. El marxismo y el neoliberalismo encarnan su dogma central: con el crecimiento del conocimiento científico, la humanidad podrá liberarse de los inmemoriales males de la vida humana (la guerra, la tiranía y la escasez).
Si el positivismo es la principal fuente de la que beben las más poderosas religiones laicas del siglo XX, esto se debe en parte al impacto sobre las ciencias sociales. Para los positivistas, la modernidad es la transformación del mundo mediante el uso del conocimiento. Para Comte, la ciencia en cuestión era la sociología -una sociología de un tipo altamente especulativo-. Para los ideólogos del libre mercado, es la economía -una disciplina no menos especulativa-. Pero sea cual sea su resultado, se supone que sus resultados pueden aplicarse en todas partes.»

Curso:

Contenidos: